HISTORIA

Acción por la música

1975 

El Maestro José Antonio Abreu funda el Sistema de Coros y Orquestas de Venezuela (“El Sistema”) con el sueño de “transformar la adversidad en esperanza”. Lo logra llevando la práctica colectiva de la música a los pueblos y barrios más empobrecidos del país, formando orquestas y coros, para que todos los niños y niñas tengan la oportunidad de desarrollar los más altos valores del espíritu humano.

2000 

Su misión se expande por todo el mundo e inspira la creación de nuevos proyectos socio-musicales que comparten un sueño: transformar el mundo a través de la música. De estas agrupaciones surgen algunos de los mejores artistas y líderes del cambio social del panorama actual como el Maestro Gustavo Dudamel o el profesor y patrono de Acción por la Música Ron Davis Álvarez.

2008 

José Antonio Abreu recibe el Premio Príncipe de Asturias de las Artes por cambiar “las vidas de decenas de miles de niños en todo el mundo”.

2011 

Tras ver un documental sobre “El Sistema”, María Guerrero, abogada de éxito y filántropa de Madrid, decide cambiar su despacho de abogados por un viaje a Venezuela: “Cuando vi el documental pasó algo dentro de mí. Me di cuenta de que la música podía transformar la vida de la gente. Sentí que podía dar mi vida por eso”.

2013 

Tras comprobar los éxitos de “El Sistema” en primera persona, María Guerrero regresa a Madrid con un sueño: nace Acción por la Música.

2019

Con el objetivo de garantizar una intervención integral, desde Acción por la Música emprendemos el reto de ir un paso más allá y crear una metodología propia resultante de unir lo mejor de “El Sistema” con otros innovadores métodos pedagógicos, el acompañamiento psicosocial a las familias y una rigurosa medición del impacto social. Nacen los Planes Psico-Pedagógicos.

Actualidad

Más de 1000 niños, niñas y jóvenes han tenido la oportunidad de soñar en nuestros coros y orquestas. Hasta la fecha, han brillado en escenarios de la talla del Auditorio Nacional de Madrid, el Círculo de Bellas Artes, el Teatro Real, el Palacio de Moncloa, los jardines de Palacio Real, Museo del Prado y el programa televisivo Got Talent entre otros.

A través de la música, mejoran su autopercepción, elevan su autoestima y se hacen responsables de su proceso de aprendizaje y crecimiento.

Este estado de autorrealización se materializa en un sentimiento de orgullo que se irradia a sus familias y el resto de la sociedad